Para los conductores que están acostumbrados a conducir un coche convencional, conducir un coche automático puede ser impactante en un primer momento, pero dada su facilidad, el periodo de adaptación es muy corto.

La principal diferencia entre un coche automático con otro de cambio manual, radica en que se prescinde del embrague y la pierna izquierda deja de tener uso en la conducción. A continuación, veremos cómo conducir un vehículo con marchas automáticas.

 

Cómo conducir un vehículo de cambios automático

Al utilizar un vehículo automático la conducción se reduce a acelerar y frenar en los momentos precisos, un sistema muy simple, que eso sí, requiere de especial atención al arrancar el coche y empezar a circular, así como, al utilizar la palanca de cambios.

 

Poner en marcha el coche

Al arrancar el coche automático debemos pisar el freno para quitar el freno de mano o de parking. Entonces solo es necesario situar la palanca de cambios en la posición Drive y soltar el freno. El vehículo empezará a moverse y solo tendremos que acelerar proporcionalmente para comenzar a circular.

 

Utilizar la palanca de cambio

La mayoría de coches automáticos utilizan una palanca de cambios conocida como PRND (dependiendo del tipo de caja de cambios que lleven incorporado). Esta palanca de cambios dispone de 4 posiciones.

  • Posición Parking. Cuando se estaciona, hay que utilizar esta posición de la palanca para que el vehículo quede estacionado con seguridad.
  • Posición Reverse. Se trata de la posición de “marcha atrás” que se utiliza para desplazar el coche en dirección opuesta (por ejemplo, para aparcar).
  • Posición Neutral. Se trata de la posición donde el coche libera la caja de cambios, es el equivalente al “punto muerto” de las cajas de cambio manuales.
  • Posición Drive. Esta es la posición que se utiliza para que el vehículo circule y cambie automáticamente las distintas marchas según la necesidad del momento.

La palanca de cambio, dispone de otro botón para desbloquearla y así poder seleccionar cada una de las posiciones.

 

Cuál es la función del pie izquierdo

Los vehículos con caja de cambios automática sólo tienen 2 pedales, el freno y el acelerador. Ambos, se manejan con los pies, al igual que en los coches manuales. Por lo tanto, el pie izquierdo carece de función alguna a la hora de conducir un coche automático.

Utilizar un coche automático es muy sencillo, pues al eliminar el pedal de embrague y la necesidad de cambiar de marcha, casi todo se reduce a acelerar y frenar. El cambio a este tipo de conducción requiere de un periodo muy corto de adaptación, aunque bien es cierto que la sensación de “rareza” estará presente hasta acostumbrarse a dejar quieto el pie izquierdo.

 

Cualquier duda que tengas, estaremos encantados de ayudarte a resolverla, contacta con nosotros a través de nuestra web.

× Envíanos un whatsApp