Conducir cuando nieva puede ser un poco complicado, especialmente cuando ocurre por primera vez, cuando se tiene poca experiencia o cuando nieva demasiado. En cualquiera caso, todo puede volverse mucho más sencillo si se tienen en cuenta los consejos que hemos preparado en Autoescuela GTI y que te mostramos a continuación:

Antes de salir

Antes de salir a conducir con nieve es necesario asegurarse de que el vehículo tiene en óptimo estado los frenos, los neumáticos y las luces, ya que pueden ser muy necesarios en un temporal de invierno y es importante que funcionen a la perfección. Un dato muy importante también es asegurarte de que tienes anticongelante para el circuito de refrigeración, especialmente cuando la temperatura exterior está bajo el nivel de congelación.

Para conducir el vehículo a través de la nieve lo primero que hay que hacer es colocar las cadenas en los neumáticos, ya sea metálicas o textiles. Si no se cuenta con cadenas siempre puedes comprar “cadena líquida”, un tipo de aerosol que se aplica sobre las ruedas y crea una especie de capa protectora que fomenta la adherencia sobre la nieve.

También es aconsejable tener neumáticos específicos para el invierno, ya que pueden mejorar la respuesta frente a la nieve respecto a un neumático convencional.

Durante la conducción

Para conducir correctamente hay que evitar moverse rápidamente para no perder el control, controlar la distancia de frenado respecto a otros vehículos, no acelerar ni desacelerar rápidamente, no detenerse siempre no sea estrictamente necesario y tener un buen manejo de los frenos del coche.

En caso de atasco debes iniciar el coche con la marcha más lenta posible y estar en un nivel reducido de revoluciones. Y por último algunos consejos básicos: tener siempre un kit de seguridad, llevar el teléfono móvil con batería suficiente y no perder nunca los nervios con el volante.

× Envíanos un whatsApp